Terapia o coaching

¿Por qué elegir coaching?

Publicado por Pablo Galera el 5 de agosto del 2020 Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

¿Cómo saber que necesito?

Si necesitas terapia busca un terapeuta, si necesitas hacer un cambio en tu vida busca un coach.

En esa frase queda resumido todo lo que voy a explicar a continuación. Así que si tienes prisa ve directamente a la frase final. ;-) Es broma, ten un poco de paciencia y lee todo el texto, es una entrada corta y concisa que te puede ayudar a elegir bien lo que necesitas.

Imagen de Tiyo Prasetyo en Pixabay

Entonces, ¿cómo saber si lo que necesito es terapia u otro tipo de ayuda? Veamos, no siempre es un asunto fácil como para que uno mismo lo pueda decidir. Conozco a muchas personas que llevan muchísimos años de terapia en terapia y sin avanzar mucho o casi nada. Obviamente si existe algún tipo de trauma psicológico por cualquier suceso pasado no hay que dudar y hay que ponerse en manos los profesionales de la salud mental. Pero en muchos otros casos no hay trauma, más bien hay una sensación de insatisfacción, de no estar viviendo la vida que uno realmente quiere vivir. Existe una brecha entre la realidad que uno está viviendo y la que le gustaría vivir. Con los años se puede caer en el hastío o la apatía. Llegado a ese punto la vida puede parecer del todo insatisfactoria, incluso se puede llegar a no desear vivir más.

Existen multitud de terapias, no voy a abrir la caja de Pandora, no al menos en esta entrada. Como mencionaba antes, uno podría pasarse años acudiendo a algún tipo de terapia sin conseguir abandonar esa sensación de insatisfacción con la vida. Se le atribuye a Albert Einstein la famosa frase “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Mi propuesta es que pruebes con el coaching. No estoy diciendo que vengas a mí, existen muchísimos profesionales y como en todo, los hay buenos y malos, pero es importante ir con alguien que te genere confianza. Por eso es conveniente que la primera sesión que te ofrezca un coach sea gratuita, para así poder conocerlo mejor, ver qué sensaciones le genera a uno y tantear si el "problema" puede ser tratado con coaching o si es necesario otro tipo de disciplina.

Un proceso de coaching puede ser un camino arduo y espinoso, elige bien al coach que te va a acompañar en él. Cada proceso es una historia diferente, por eso un buen coach te ayudará y te acompañará hasta el final.

Imagen de Sasin Tipchai en Pixabay

Obviamente la confianza se va generando con el tiempo. En coaching la relación es de tú a tú, al mismo nivel. Recomiendo que se le realicen las preguntas que se quieran al coach, el cliente se debe sentir seguro. Es el coach quien debe generar las condiciones óptimas, crear un contexto apropiado y establecer un acuerdo con el cliente. Se debe crear sintonía entre el cliente y el coach. Por cierto, en coaching no se habla de "pacientes", el nombre correcto es "coachee" o cliente. En algunos casos esa relación se acaba transformando en una amistad, al menos en mi caso ha sucedido varias veces.

Siendo así, ¿por qué no probar la sesión gratuita que la mayoría de coaches ofrecemos?¿Qué tienes que perder?

¿Quieres dejar un comentario?

Por favor, envíame un e-mail con tu nombre completo y con mucho gusto lo publicaré.